La renta variable española vuelve sobre sus pasos y desanda el camino andado en la última sesión. El Ibex 35 cede en la apertura un 0,82 por ciento y se coloca en los 11.807 puntos, arrastrado por el mal tono de Wall Stret anoche. El fuerte descenso del precio del petróleo –el futuro del barril de crudo ligero se paga a 108,8 dólares- no es suficiente para apoyar nuevas compras. Un retroceso del oro negro que tiene que ver con la caída de la demanda, con el paso menos destructivo de lo previsto del huracán Gustav por el Golfo de México y con el fortalecimiento del dólar. El cambio euro/dólar se coloca en las 1,444 unidades -máximos de 10 meses para el billete verde- al comienzo de una jornada negativa también para el resto de plazas del Viejo Continente.
Un paso adelante y otro atrás. La vuelta al trabajo en Wall Street –tras el festivo del lunes- dejó pesimismo en el camino porque el mal tono de los valores tecnológicos acabó con la euforia que desató la caída de más de 5 dólares de los precios del petróleo. Un descenso que atenuaba los temores sobre una reducción del consumo, motor del crecimiento estadounidense y la inflación. Este miércoles nuevos datos macro darán una idea más amplia de cómo están las cosas en la principal economía mundial y, entre tanto, los inversores españoles se atañen al guión bajista marcado anoche al otro lado del Atlántico. Las ventas más acusadas las sufre Ferrovial. Ferrovial, el peor del Ibex Las acciones de la constructora lideran los retrocesos del selectivo del continuo en los primeros compases de la jornada, en un movimiento de corrección tras el repunte superior al 4,5 por ciento de la última jornada. Sus títulos ceden un 2,28 por ciento, seguidos por el descenso del 1,8 por ciento que muestran los de Iberia y BME y del 1,7 por ciento de compañías como Técnicas Reunidas o ACS. La constructora que preside Florentino Pérez, por cierto, junto con La Caixa y Repsol explicarán esta sesión la operación de compra de Fenosa por Gas Natural a la Comisión Nacional de la Energía. Este miércoles se publica que Competencia es el frente más espinoso, ya que la suma de fuerzas de Gas Natural y Unión Fenosa -muy fuertes ambos en el mercado gasístico- da lugar a un nuevo gigante en el mercado español, sobre todo en contratos de aprovisionamiento. Las acciones de Unión Fenosa son las menos castigadas en el Ibex 35 en la apertura, al mantenerse planas en los 17,34 euros, en un día en el que ninguna compañía evita el color rojo. Pendientes de Iberdrola También en el sector eléctrico, los inversores están muy pendientes de Iberdrola, que baja un 0,84 por ciento, en un día en el que el órgano de decisión de la Comisión de Servicios Públicos del Estado de Nueva York tiene previsto celebrar una reunión para pronunciarse acerca de la adquisición por la española de Energy East, valorada en 6.400 millones de euros. Si nos fijamos en el resto de pesos pesados, el Santander es el más castigado, al recortar un 1,26 por ciento, mientras que el BBVA recorta un 0,68 por ciento. Por su parte, Telefónica se deja un 1,1 por ciento, mientras que Repsol pierde un 0,52 por ciento, después de que JP Morgan haya recortado el precio objetivo de la petrolera Repsol desde los 28 hasta los 25,5 euros, con una recomendación de infraponderar.