El selectivo español abre la sesión con traje nuevo, el de los 10.000 puntos, con los bancos tirando del Ibex y a pesar de que la inflación no cae en nuestro país. Así pues, el índice sube un 0,75% hasta los 10.075 puntos. En el mercado de divisas el euro sube a 1,4439 dólares y, en el de materias primas, el barril de Brent, también avanza hasta los 118,78 dólares.

Los inversores aprovechan los bajos precios y hace oídos sordos a la rebaja de rating de la deuda griega a ‘CCC’, y también al mantenimiento de la inflación en España, pues el IPC permaneció en el 3,5% en mayo. Así pues, el Ibex 35 abre la sesión coronando los 10.000 puntos. En la parte alta, Sacyr Vallehermoso recupera el primer puesto con un avance del 1,82%. Sacyr, a través de su filial de patrimonio Testa, se ha hecho con el 99,99% de su filial francesa Tesfran, al comprar acciones representativas del 0,88% del capital de esta firma en la OPA que lanzó sobre la compañía por un importe de 6 millones de euros.

Le siguen los bancos. Banco Sabadell sube un 1,37%, Bankinter un 1,58%, BBVA un 1,31%. Algo más descolgado está Banco Santander (1,10%). Con respecto a BBVA, ayer su presidente, Francisco González, declaró que no descarta comprar “algunos activos de la CAM en un proceso de transparencia total”.

Con respecto al resto del grupo de los blue chips, Telefónica entierra la fallida salida a Bolsa de Atento y sube un 0,90%, mientras que Iberdrola sube un 0,80% y Repsol un 0,62%.

Mañana Inditex presentará sus resultados, los cuales se espera sean buenos. De momento, así lo asimilan los inversores que hacen subir al valor un 1,19%.

En el Mercado Continuo…
Sniace
se dispara un 7,15%, seguida de lejos por Solaria (4,40%). Mientras, al otro lado Adolfo Domínguez cae un 3,60%. La textil está buscando alternativas a China, puesto que la confección de ropa allí está dejando de ser rentable por el alza de los costes.

En el mercado de renta fija...
Los CDSs de la deuda española siguen disparados. Ayer incluso tocaron los 260 puntos básicos, máximos anuales. Parece que la incertidumbre ante la salida a Bolsa de los SIPs de cajas está presionando al riesgo país español. Después del fiasco de la OPV de Atento, nubarrones acechan a la salida de Bankia. De hecho, los bancos asesores de esta oferta aconsejan que se haga cuanto antes.