La bolsa empezó la última sesión semanal con un rebote, que permitió a su principal indicador, el Ibex-35, superar los 11.800 puntos, tras el "susto" que de ayer en los principales mercados europeos por la subida de tipos decidida en el Reino Unido y la mala acogida dada al repunte del precio del dinero en la Eurozona.
El Ibex-35 se anotó 35,40 puntos o el 0,30%, y fue a parar a los 11.836,10 enteros, mientras que el Indice General de la Bolsa de Madrid recuperó el 0,33% y se colocó en los 1.285,81 enteros. Todos los grandes valores de la bolsa española empezaban la jornada con ganas de hacer ganar dinero a sus respectivos inversores, que traducían en repuntes del 0,60% para el BBVA, del 0,45% para el Santander y Endesa y del 0,32% para Repsol, mientras que Telefónica, más titubeante, repetía precio.