Factores de incertidumbre hay muchos. Siria, Grecia, Egipto…e incluso Estados Unidos. “Excusas” para corregir hay muchas. Sin embargo, los expertos reconocen que estamos asistiendo a una mera corrección y que la tendencia de corto plazo sigue siendo alcista. Eso sí, mientras no se cierre el hueco en 8660 puntos, la posibilidad de seguir viendo caídas es amplia.


De un plumazo ha perdido los 8600 y sin compasión los 8500 puntos. El selectivo de la bolsa española amplía los números rojos y, al ritmo del 1.8%, cotiza en los 8.492 puntos. Una penalización que encuentra en la subida de la prima de riesgo, la inestabilidad de Italia, un posible rescate en Grecia o los conflictos en Siria y Egipto, sus principales excusas. Sin embargo, ¿qué niveles podría visitar el índice?



Nos advertía recientemente Manuel Chacón, director de Iriondo Inversiones que hemos asistido a una ruptura enérgica de la formación triangular expansiva que ha sido devuelta con un throwback característico a fin de dar validez y fiabilidad a los soportes, en este caso los 8400 puntos, lo que sirve para marcar un tramo de corto plazo consolidativo antes de reanudar el escenario alcista”. Un proceso correctivo que no terminará mientras el S&P500 no sea capaz de superar los 1670 puntos, cuenta Chacón.

Y que además llegará con la confirmación de que el Ibex 35 ha sido capaz de cerrar el hueco en los 8660 puntos. Aunque no le dará confianza suficiente “hasta que no vea precios de cierre por encima de los 8.830 enteros”, explica Roberto Moro, de Apta Negocios. En caso contrario, podría visitar incluso los 8100-8000 puntos-.