La indefinición se volvió a apoderar de unos inversores que continúan dubitativos por los renovados temores sobre la situación real de la economía estadounidense y las consecuencias de la crisis de crédito desatada al otro lado del Atlántico. Además, el Banco Central Europea(BCE) puso dinero barato y en efectivo -348.000 millones de euros- a disposición de los bancos para intentar devolver la confianza de un mercado necesitado de crédito, una cifra que dobla lo esperado y que no ayuda a aclarar el escenario que llevamos arrastrando desde finales de julio. Jornada sin referencias macroeconómicas ni empresariales de peso, en la que el Ibex 35 cedió un 0,24% hasta los 15.282, 10 puntos
.Gráfico Ibex 35