El Ibex 35 sigue pagando la crisis de desconfianza y miedo que lleva azotando a los mercados europeos toda la semana. Jornadas muy volátiles con final siempre teñido de rojo y es que hoy el índice español ha seguido con la tónica de las últimas sesiones y se ha dejado un 3.28%, para quedarse en los 9.046 puntos. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa, el brent se sitúa en el entorno de los 78 dólares, mientras que el euro, recupera los 1.27 dólares.
Si bien es cierto que no existen referencias claras, a parte de lo ya sabido, que apoyen las caídas de los mercados, lo cierto es que la situación de desconfianza y miedo por el posible contagio sigue marcando la tónica en los mercados europeos y en el Ibex 35. No ayudan tampoco los sustos, como el que vivió ayer el Dow Jones que se desplomó en cuestión de minutos, por un supuesto error. El índice español ya ha perdido un 14% esta semana y sigue en busca de un suelo, que en primera instancia podría situarse en los 8.800 puntos
 
El selectivo ha ignorado los datos de paro de Estados Unidos, que han llevado en un principio la calma a los mercados americanos y acaba con tan sólo un valor en positivo. El Banco Sabadell se apunta al cierre un ligero 0.14%. Como toda la semana el rojo es el color predominante en el selectivo y las caídas abultadas. Iberia, la peor de la jornada se ha dejado un 7.69%, mientras que ArcelorMittal y OHL se dejan un 5.82% y un 4.76% respectivamente.
 
La banca, a pesar del verde de Banco Sabadell, sigue mostrando su exposición a la coyuntura actual y continua bajando, Santander se ha dejado un 3.75%, lo mismo que BBVA. Por otra parteTelefónica se deja un 2.48%, Repsol un 3.63% mientras que Iberdrola es la más penalizada del grupo de los grandes cayendo un 4.58%.
 
En cuanto al mercado continuo las alzas más abultadas son para Inypsa, Corporación Dermoestética y Banco Pastor, siendo esta la única parte verde de la lista. Los recortes los ha protagonizado Renta Corporación, Gam y Befesa.
 
Por cierto que FCC ha informado de su resultado bruto de explotación (EBITDA) que bájó un 3.1% en el mes de marzo, hasta los 298 millones de euros, en línea con las previsiones de los analistas que pronosticaron una cifra de 294.8 millones.