Finalmente no pudo ser y el selectivo nacional no ha conseguido batir la resistencia de los 7.800 puntos, algo que, según nuestro analista independiente José Luis Cava ha respondido a un leve rebote. La banca al alza en Europa de la mano de los rumores que apuntan a un posible retraso máximo de un año en la aplicación de Basilea III, de ahí las ganancias de las bolsas continentales. La prima de riesgo recorta ligeramente hasta los 426 puntos básicos.

Sesión de “ida y vuelta” hoy en los mercados, en la que nuestro selectivo ha abierto en números rojos (supuestamente presionado por el anuncio de recorte de calificación a España por parte de S&P) y ha cerrado con subidas importantes de nada menos que un 0,87% (en teoría beneficiado, como el resto de Europa, por el buen dato de desempleo semanal en EEUU). Así pues, el Ibex, que había perdido por la mañana el soporte de los 7.650 puntos, aguanta y finaliza por encima de este nivel. “La sesión de hoy ha sido muy interesante por la figura de ‘ida y vuelta’ y, sobre todo, me gusta el movimiento del Banco Santander y del BBVA. El primero de ellos está rebotando con fuerza desde la base del canal mientras que BBVA parece que también podría estar rebotando desde la base de una potencial cuña bajista”, señala nuestro experto José María Rodríguez.

Nuestros analistas apuntan que la situación actual está recordando bastante a lo que sucedió justo a finales de agosto, cuando en el momento en el que parecía que los Futuros europeos comenzaban a perforar los primeros niveles de soporte importantes, entraba dinero, in extremis, para provocar una fuerte reacción en el sentido contrario, esto es, al alza. De hecho, durante las sesiones posteriores las Bolsas del Viejo Continente experimentaban un fuerte rally que se prolongó durante algo más de dos semanas. “Es pronto para ‘lanzar las campanas al vuelo’, pero lo cierto es que, tanto el Futuro del Dax, como el del Euro Stoxx 50, están recuperando con fuerza los niveles de soporte que a primera hora se perforaban por lo que, si finalmente hoy cierran así, podremos afirmar que los soportes han funcionado y de alguna manera desaparecía parte de esa presión bajista que estábamos viendo en las últimas jornadas. Aun así, lo cierto es que, de momento, no tenemos confirmación de ningún tipo que nos haga pensar que la ‘fase de reacción’ ha finalizado”, añade Rodríguez.

Todo esto en un día tranquilo y aburrido, nuevamente, en lo que respecta a noticias, en el que se ha seguido preguntando al Gobierno sobre cuándo va a pedir el rescate (en este caso a Soraya Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros) y en el que se ha continuado especulando con nuestro país precisamente a tenor de esa actuación de S&P. Sobre ésta, el Gobierno ha mostrado su desacuerdo mientras que desde Bruselas han preferido no pronunciarse. Con respecto a las palabras de Sáenz de Santamaría relativas al rescate, ha vuelto a la idea de que tienen que ver cómo es exactamente el plan de compra de bonos del Banco Central Europeo (BCE), etc, etc. Cuando se pregunta al BCE sobre España, dice que quien debe actuar es nuestro Gobierno y, cuando las preguntas se dirigen a Bruselas, también “lanza balones fuera” y apunta a España. Entre toda esta maraña, nosotros seguimos sin entender muy bien eso de que hay que esperar a ver los detalles del plan del BCE. ¿Es que al organismo le queda algo por explicar? ¿Es que el Gobierno tiene que recibir algún tipo de documentación adicional por parte de le entidad? ¿No es Bruselas la que impone las condiciones en caso de que se pida ayuda? Estamos realmente perdidos con este tema, y este peculiar partido de voleibol a tres, con sinceridad, empieza a resultados agotador e incluso incomprensible.

Y mañana, mientras tanto, tenemos resultados de los primeros bancos que van a publicar sus cuentas en Estados Unidos: JP Morgan y Wells Fargo. Después de la decepción de Alcoa, con sus malas estimaciones (al igual que FedEx y HP), a ver qué es lo que ocurre con los bancos. La semana que viene, precisamente, será cuando asistiremos a la verdadera avalancha de cuentas financieras al otro lado del Atlántico, con las cifras de Goldman, Morgan Stanley y Citi, entre otras.

Crónica de Nieves Amigo, de Bolsamanía