El Ibex 35 frena su marcha y se encierra en los 15.590 puntos. Una subida del 0,18% que tiene como protagonista a Bankinter – cuyos movimientos accionariales reflejan una gran volatilidad- y que encuentra el apoyo de la mayoría de los pesos pesados, salvo Telefónica. Sin embargo, una tasa de inflación mayor de lo esperado y una tendencia alcista en los precios del crudo, han moderado las ganancias del selectivo español en la media sesión bursátil.
En línea con las plazas europeas, el selectivo de la bolsa española ha moderado sus ganancias. Dos factores han motivado esta tendencia. Por una parte, un dato de inflación en nuestro país que se ha colocado en el 4,6% y que supone la cifra más alta desde enero de 2006. Por otra parte, una explosión en un oleoducto que llega hasta Estados Unidos ha provocado el cierre del suministro al mayor consumidor de crudo del mundo. Esto ha disparado los precios del oro negro hasta los 94,89 dólares. Mientras que el Ibex se piensa los 15.590 puntos, tanto DAX, Eurostoxx 50 como CAC-40 se revalorizan un 0,4% mientras que el FTSE-100 queda más rezagado pero con una subida del 0,19%.