Las plazas europeas se dan la vuelta hacia terreno positivo a media sesión, con la excepción de Londres. Desafiando a la inicial recogida de beneficios y al mal dato de paro que se espera en EE.UU, el Ibex 35 suma un 0,54 por ciento y alcanza los 8.384 puntos. Se ve apoyado por la firmeza de BBVA y Santander y el fuerte repunte de títulos como OHL o Acerinox. Corrección tímida para el euro –se coloca en los 1,3444 dólares- mientras el crudo continúa al alza: el barril de Brent se paga a 52,48 dólares.
La moderada recogida de beneficios del comienzo de la sesión ha dado paso, a media jornada, al signo positivo. Los inversores huyen de las posibles dudas que pueda general el importante dato de paro que se va a conocer esta tarde en EE.UU y se escudan en el acuerdo de mandatarios del G20 de cara a “rescatar” a las economías para tomar posiciones. Junto a esto, los datos de PMI del sector servicios de la Zona Euro ha dado una tímida señal positiva: se contrajo de nuevo en marzo, pero menos que en febrero. En concreto, este indicador se ha quedado en los 40,9 puntos. Pero, en el caso español, si hay algo que sostiene el nuevo repunte de la renta variable es el tono firme con el que caminan los dos grandes bancos.

Santander y BBVA, sostienen al selectivo

El alza superior al 2,4 por ciento que experimentan a media sesión tanto BBVA como Santander explican en buena medida el cambio de tendencia vivido por el selectivo del continuo a media sesión. El Ibex 35 consigue dejar atrás los números rojos del arranque de la sesión gracias también al apoyo de Repsol: sube un 0,79 por ciento y de Iberdrola, que se revaloriza un 0,73 por ciento. En único de los cinco grandes del Ibex en negativo es la operadora Telefónica, que muestra descensos del 1,5 por ciento, pese a que JP Morgan ha subido el precio objetivo de la operadora a 19,5 euros desde 19 anteriores, además de su estimación para el beneficio por acción ajustado de 2009 a 1,68 euros desde 1,63.


Gráfico del Ibex 35

Pero el protagonista indiscutible en la sesión de este viernes es OHL porque sus acciones suben un abultado 10,4 por ciento. La única noticia relacionada con la constructora tiene que ver con el anuncio de la retribución de su consejo de administración con 1,44 millones de euros en el ejercicio 2008, lo que supone un incremento del 2 por ciento en comparación con un año antes. Buen tono también el que experimentan Acerinox y Gamesa, ambas con subidas superiores al 6 por ciento, Abengoa suma un 4,4 pro ciento y tanto Iberia como Sacyr Vallehermoso ganan más de un 3 por ciento.

Gas Natural lidera los retrocesos

Las acciones más castigadas a media sesión son las de Gas Natural, en el día en el que comienzan a cotizar las nuevas acciones procedentes de su ampliación de capital. La compañía se deja un 3,89 por ciento en medio de recomendaciones de analistas, caso de los de Espirito Santo Research, de aceptar la oferta de Gas Natural para comprar las acciones en circulación de la eléctrica a un precio de 18,05 euros por acción. Esta casa de análisis asegura que "el precio es justo y significativamente más alto que los múltiplos actuales de sus competidores". Junto a Gas Natural, vemos retrocesos del 1,7 por ciento para REE o del 1,57 por ciento en la cadena de moda gallega Inditex.

En el mercado continuo, atención a las acciones de Española del Zinc porque se disparan a media sesión más de un 16 por ciento. Por encima del 13,5 por ciento se revaloriza Montebalito y más de un 10 por ciento Lingotes y la hotelera Sol Meliá. Urbas se mantiene a media sesión como “farolillo rojo” al retroceder un 5,5 por ciento. Las acciones de Almirall, que ha firmado un acuerdo con Recordati por el que ésta otorga a la empresa catalana los derechos de comercialización en España de un nuevo fármaco que reforzará su cartera de productos urológicos, ceden un 2,6 por ciento.

Europa también se torna alcista

No sólo la española, el resto de plazas del viejo continente también se han dado la vuelta al terreno positivo a media sesión, salvo Londres. El FT100 se deja un 0,2 por ciento arrastrado por el desplome del 57 por ciento de Wolseley, especializada en los coches de ocasión. En el lado positivo de la balanza, las acciones de RBS suben más de un 13 por ciento, tras anunciar su presidente que el banco busca ahorrar 2.500 millones de libras en costes anuales durante los próximos tres años. El presidente de RBS también señaló que, excluyendo ABN Amro y teniendo en cuenta las depreciaciones relacionadas con el mercado crediticio, el banco prevé registrar un beneficio de explotación antes de impuestos en 2008.

En París, el Cac 40 sube un 0,38 por ciento, un 1,32 por ciento se revaloriza el Dax Xetra germano, mientras que el Eurostoxx 50 gana un 0,56 por ciento. En Alemania, el buen tono de su principal indicador se explica por la importante revalorización que disfrutan los títulos de Daimler o de la farmacéutica Basf, superiores al 8 por ciento. Otras como BMW o Thyssenkrupp suben más de un 6 por ciento.