El Ibex 35 firma el cierre de la semana en los 8527 puntos. Cerró plano en la última sesión aunque sufrió una penalización del 1.5% en la última semana. El sector de la construcción actuó como cara y cruz de una sesión en la que DIA y Mediaset lideraron los positivos. En el mercado de divisas, el euro-dólar sube hasta las 1.35 unidades.
Llegamos a la última sesión de una semana donde se han rebajado las previsiones de crecimiento de las economías de la Eurozona – la española, no ajena, caerá un 1% en 2012 según las previsión de la UE y un 1.3% según los últimos datos de Funcas- y donde se han sentado las bases, a pesar de que todavía queda mucho por hacer, del segundo paquete de ayuda de la Troika a Grecia. Una semana en la que los mercados de renta variable han sufrido, nuevamente el español no ha sido ajeno y cerró en los 8.527 puntos, un 1.5% por debajo de los niveles a los que puso fin la semana anterior.

Constructoras , cara y cruz de la sesión

Una semana en la que las constructoras se llevaron la cara y la cruz. De un lado, vivieron una sesión de optimismo avalada por la intención de que Ayuntamientos y CCAA devolverán la deuda que tienen con ellas. Un optimismo que se esfumó al día siguiente en forma de caídas en bolsa. Y sin embargo, fueron algunas de estas constructoras las que ocuparon los primeros puestos de revalorización en la última sesión de la semana. Ferrovial subió un 2.5%, Sacyr Vallehermoso se animó con un 1.9% de revalorización, hasta los 3.16 euros.  Sin embargo, hubo otras como FCC o Acciona que se vieron perjudicadas con más del 1% de caída, hasta los 19.55 euros y los 59,65 euros, respectivamente.

En positivo, DIA fue el valor que mejor lo hizo en la sesión al sumar un 3.11%, en los 3.55 euros. Mediaset ocupó el segundo puesto y, al ritmo del 3.01%, hasta los 4.45 euros.  

Entre los pesos pesados, tendencia mixta. Santander perdió un 0.10% y cerró en los 6.28 euros la sesión. BBVA suma un 0.04% y cerró en los 6.77 euros mientras que Telefónica recortó un 0.16% el precio de su cotización, hasta los 12.86 euros el día  en que anunció la reducción del 74% de su beneficio en 2011 hasta 5403 millones de euros con un incremento del 3.5% en los ingresos.