Dejado atrás el día festivo, el Ibex 35 parece que vuelve a la rutina del mes de agosto. Pierde en la apertura la cota de los 8.700 puntos con una caída del 0,78% en los primeros minutos de negociación. Hoy se despierta a la espera de una subasta del Tesoro a través de la que espera captar hasta 6.000 millones de euros en letras. El par euro/dólar abre con una caída que ronda el 0,40%, aunque se mantiene en el 1,44.

Veremos qué sucede hoy en la renta variable occidental. De momento, el único mercado que ha cerrado sus puertas es la Bolsa de Tokio donde el índice Nikkei firmaba una subida del 0,23%. Además, en la preapertura se ha dado a conocer el dato de crecimiento alemán, la locomotora germana que pisa el freno con una subida demasiado discreta respecto a lo esperado del 0,1%.

Por el momento, el Ibex 35 mantiene un recorte del 0,52%, en los 8.660 puntos. Las compras hoy inundan al selectivo que tiene prácticamente toda la tabla en rojo, entre ellos, por supuesto, los bancos, y que viene encabezada por dos energéticas: Red Eléctrica y Endesa.

Con la subasta de Letras del Tesoro como telón de fondo, la banca española se inclina por el lado de las pérdidas. El Banco Popular es el valor que más se deja a esta hora dentro del Ibex 35, un 1,24%, seguido de BBVA que pierde un punto porcentual, y a partir de ahí, pérdidas inferiores a ese 1% como son las del Banco Sabadell, el Santander y Bankinter. Caixabank resiste en el verde con un irrisorio rebote del 0,03%.

Mientras, en Europa reinan también las pérdidas con los ojos puestos sobre el Dax germano ante el dato de crecimiento del país. Alemania ha pisado el freno y su economía crece tan sólo un 0,1%, muy por debajo de las previsiones de los analistas. Con este dato sobre la mesa, el índice alemán ha abierto con pérdidas del 1,20% y se coloca en los 5.950 puntos. Hoy, además, se producirá la reunión bilateral Merkel-Sarkozy de la que depende en parte el futuro de la renta variable europea, quizás por esto el Cac francés recorta posiciones en similares proporciones a su homólogo germano, un 0,92%. El Eurostoxx 50, por su parte, se deja un 0,98%, en los 2.300 puntos.

Contrasta la debilidad de la renta variable con el par euro/dólar que sabe mantener el 1,44, mientras que el crudo Brent ha abierto ligeramente a la baja, por encima de los 109 dólares el barril en el mercado de futuros londinense.