El Ibex 35 se queda en los 10.599 puntos tras apuntarse un 0,59%. A pesar de que el índice se movía prácticamente plano a principio de sesión, los buenos datos sobre el desempleo llegados del otro lado del Atlántico han permitido al Ibex 35 quedarse a las puertas de los 10.600 puntos. En cuanto al mercado de materias primas el barril de referencia en Europa el brent, se sitúa en el entorno de los 77 dólares; en el apartado de divisas el euro cotiza sobre 1,28 los dólares.
El Ibex 35 se ha visto arrastrado por los buenos datos referentes al desempleo norteamericano, para aumentar ligeramente sus beneficios. Wall Street abría al alza tras conocerse que el número de personas que perdieron su puesto de trabajo fue de 54.000, en vez de los 100.000 que esperaba el consenso del mercado.
 
Sin dejar la macroeconomía, pero saltando el charco para retomar asuntos domésticos, las alzas del Ibex han estado condicionadas por la caída inesperada en agosto del PMI de servicios en España tras cinco meses de crecimiento. El índice de gerentes de compra de agosto se situó en 49,2 desde 51,3 en julio y pronósticos de 51,0.
 
Con todo esto destacan las alzas de las grandes entidades financieras del parqué. El BBVA y el Santander se colocan en la parte alta de la tabla al repuntar un 1,57% la entidad presidida por Emilio Botín y un 0,88% la de Francisco González.
 
Tan sólo Repsol (-0,45%) acaba la jornada en negativo entre los grandes ponderados. Telefónica e Iberdrola se unen al carro del verde al apuntarse un 0,59% y un 0,27% respectivamente.
 
Sin embargo las alzas más abultadas son para Banesto (+2,13%) seguido de Endesa (2,03%) y el ya mencionado Banco Santander.
 
En el lado contrario, el de los recortes, el protagonismo es para Sacyr Vallehermoso (-3,07%), para Gamesa
(-2,62%) y para Grifols (-2,08%)
 
En cuanto al mercado continuo los mayores repuntes son para Fergo Aisa, Faes y Azkoyen mientras que el farolillo rojo es para San José seguido SOS Corporación y Nyesa.