El Ibex 35 cierra la sesión y semana con caídas. El selectivo español se dejó un 1,33% en la última jornada hasta los 8596 puntos. Se pone punto y final a la cumbre del G-20 pero puntos suspensivos a Grecia, cuyo parlamento votará esta noche la moción de confianza de Yorgos Papandreu tras la convocatoria del referéndum popular. De nuevo los bancos se coronan como sector protagonista en una jornada en la que el euro vuelve a ceder frente al dólar, en las 1,38 unidades.
Se cierra una semana terrorífica en los mercados financieros. La celebración de Halloween se traslado a la renta variable en forma de caídas con un ‘truco o trato’ que llegó de la mano de Papandreu, echando un pulso a Europa al convocar un referéndum popular para el segundo paquete de ayuda a la economía griega. A pocas horas de conocer el futuro del dirigente griego – esta noche se vota su moción de confianza- y concluída la cumbre del G-20 con la idea de “monitorizar la economía italiana”, los mercados optan por cerrar la semana con caídas. El Ibex 35 se deja más de un 6,8% en la última semana, y cierra en los 8596 puntos. En Europa, el DAX  perdió un 2,6% en los 5,900 puntos, el CAC-40 retrocedió un 2% en tanto que el Eurostoxx 50 cedió un 2,5% y marcó los 2.200 enteros.

En el plano económico, jornada de PMI del sector servicios en la mayoría de las economías europeas. España (-48,6 puntos) , Italia y Francia mostraron caídas en sus índices en tanto que Alemania subió hasta los 50,6 puntos. Referencias que compartieron protagonismo con el dato de paro en Estados Unidos que descendió al 9% en el mes de octubre aunque se crearon menos puestos de trabajo de los esperados. Con esto en el punto de mira, las primas de riesgo volvieron a repuntar, la española por encima de los 380 puntos básicos.

Los bancos, de nuevo protagonistas

En el plano empresarial, de nuevo a vueltas con el sector financiero. Esta mañana se ha publicado que los grandes bancos –Santander, BBVA, Caixabank y Banco Popular- ganaron 9.595 millones de euros hasta septiembre, un 14% menos de lo obtenido en el mismo período del año anterior. Se publicó en un día en que Caixabank publicó un beneficio de 845 millones de euros hasta octubre, un 16,6% menos del beneficio publicado en el mismo período de un año antes. Sin embargo, el valor es de los pocos que consiguió cerrar en positivo. La entidad sumó un 0,6% y marcó los 3,37 euros.

Dentro del sector, Banco Popular y Bankia también consiguieron cerrar la sesión en positivo. Popular elevó en un 0,13% su cotización, hasta los 3,13 euros en tanto que la entidad que preside Rodrigo Rato subió un ligero 0,03% hasta los 3,60 euros. Los dos grandes bancos, en negativo. BBVA descontó un 2,7% y cerró en los 6,12 euros en tanto que Banco Santander retrocedió algo más del 0,8%, con lo que el lunes comenzará a cotizar desde los 5,82 euros.

Sin embargo, no fueron los mayores retrocesos de la sesión. El farolillo rojo se llamó Técnicas Reunidas. Más del 8,2% de caída que llevó a sus títulos hasta los 27,02 euros. IAG superó el 6% de caída el día en que anunció una caída del 33,5% en su beneficio, hasta los 353 millones de euros en el tercer trimestre.

En el lado contrario, los mayores beneficios de la sesión se los apropió OHL. Una revalorización del 0,9% que llevó a sus titulos hasta los 20,34 euros. Inditex logró subir algo más del 0,8% y cerrar la sesión en los 64,89 euros.