El selectivo español abre la semana a la baja, arrastrado por los bancos, especialmente Bankia, acción con la que los inversores se ceban tras presentar los perores resultado de la historia financiera del país. En cambio, Día celebra las buenas cuentas de sus nueve primeros meses del ejercicio. El Ibex 35 se deja un 0,42% hasta los 7.743 puntos. En el mercado de divisas, el euro cede a 1,289 dólares. En el de renta fija, la prima de riesgo se sitúa en los 413 puntos básicos.


Con la ausencia de actividad hoy en la bolsa de Nueva York debido a las alertas por la llegada del huracán Sandy el mercado europeo abre a la baja. En Ibex 35 se mueve aún por encima de los 7.700 puntos pero, “la pérdida de los 7.600 podría abrir nuevos niveles bajistas entre los 7.160 y los 6.950 puntos”, avisan desde Aspain 11 EAFI.

Los principales culpables de las caídas de este lunes son los bancos, en especial, Bankia. Tras cerrar el mercado el viernes, Bankia presentó sus resultados, la financiera registró en los primeros nueve meses del año 7.053 millones de euros, tras haber destinado a dotaciones 11.485 millones. La morosidad del grupo repuntó un 13,3% y aún le queda por dotar otro 25% de activos de riesgo. Este resultado, el peor de toda la historia financiera española se traduce en caídas del % en Bankia.
Tampoco se salvan de la quema Santander (0,82%) y BBVA (0,41%).

En cambio, en la parte alta Día sube un 2,79% gracias a los buenos resultados presentados antes de la apertura. La cadena de supermercados hard discount obtuvo un beneficio neto atribuido de 99,2 millones en los nueve primeros meses del año, lo que supone casi triplicar el logrado un año antes (+175,9%).

En el grupo de los blue chips, Repsol avanza un 1,49% e Iberdrola un 0,30%, mientras que Telefónica se deja un 0,93%.

En el Mercado Continuo…
Aperam
continúa sin levantar cabeza y hoy desciende un 7% que suma a las fuertes caídas de la semana pasada.

En cambio, Sniace rebota un 4,42% y Renta Corporación un 3,55%. 
 
Más allá de la renta variable...
Preocupante dato de ventas minoristas que viene a corroborar la fuerte caída del consumo en nuestro país. Las ventas del comercio al por menor bajaron en septiembre un 12,6% en relación a igual mes de 2011, acentuando en más de diez puntos la caída interanual que habían experimentado en agosto (-2%).