Wall Street arrastró al Ibex 35 justoal nivel de los 9.000. El selectivo cedió un 2,90% hasta ese nivel después de que al otro lado del Atlántico las ventas minoristas tiñeran de rojo los índices. Sólo Iberia (+0,69%) logró terminar en positivo en una sesión claramente bajista. Caídas generalizadas en toda Europa con el en el entorno de los 57 dólares el barril de Brent. En el mercado de divisas, un euro se cambió al cierre por 1,3609 dólares.
La apatía con la que se movían las bolsas este miércoles se tradujo en claras caídas después de que en EEUU se conociera que las ventas minoristas cayeron el pasado mes de abril un 0,4%. El consumo está tocado y la preocupación volvió a ser la principal inquilina de los parqués que a este lado del Atlántico, cerraron vestidos de rojo. El Ibex 35 cedió un 2,90% hasta los 9.000 puntos, el Cac 40 parisino recortó un 2,28%, el Dax alemán se dejó un 2,72% y el FTSE 100 perdió un 2,01%. También el Euro Stoxx sucumbió a los recortes y restó al cierre un 2,83%. Los mejores valores dentro del índice europeo fueron Sanofi Aventis que repuntó un 3,43%, SAP que recuperó un 1,80% y Unilever que avanzó un 3,04%. 

Atención a los títulos de Aegon que fue la peor del día al restar un 13,44%, seguida de Fortis que recibió así –con un recorte del 11,93%- el final de la operación de la compra por parte de BNP Paribas. También terminó en la parte baja ING que se dejó un 11,73% después de anunciar unas pérdidas por importe neto de 793 millones de euros en los tres primeros meses de 2009, en contraste con el beneficio neto de 1.540 millones del mismo periodo de 2008.

En nuestro país, sólo un valor pudo terminar en el terreno de las ganancias. Iberia sumó un 0,69% después de conocerse que el Gobierno bonificará las tasas aeroportuarias para dinamizar el turismo. Además la aerolínea recibía una mejora de recomendación hasta comprar por parte de RBS.

Aunque en negativo, también Telefónica estuvo entre las mejores del día. La operadora restó un 0,54% tras presentar unos resultados mejor de lo esperado por el mercado. Ganó 1.690 millones de euros en el primer trimestre del año, el 9,8% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras los ingresos cayeron el 1,4 por ciento hasta los 13.703 millones de euros. Mientras Telecom Italia salía hoy a la palestra para insistir en que no hay ningún viso de fusión con la española. Mal comportamiento también del resto de blue chips del selectivo, Repsol YPF cedió un 2,30% e Iberdrola perdió un 1,98%. En el sector energético, Red Eléctrica retrocedió un 0,28% -fue la segunda mejor del día por detrás de Iberia- Endesa recortó un 1,08%, Enagás restó un 3,33% pese a contar con el impulso de una subida del precio objetivo hasta los 20 euros desde los 14,30 anteriores por parte de Espirito Santo Research, y Gas Natural cedió un 3,12%. 

Los dos grandes bancos fueron los pesos pesados más penalizados, Santander retrocedió un 5,13% y BBVA por su parte perdió un 4,62%. Tampoco la banca mediana logró ir a contra corriente y se vistió de rojo al completo, Banesto restó un 4,34%, Bankinter recortó un 3,96%, Sabadell cedió un 2,13% y Popular cayó un 4,23%. Por cierto que mientras el Presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero advierte de que las cajas de ahorro serán las más perjudicadas por la crisis, el secretario de Economía David Vegara descartaba que existiera ya un plan para realizar stress test al conjunto de la banca española. 


Gráfico Ibex 35

Aún así quien se colgó el farolillo rojo de la sesión fue Ferrovial, cedió un 7,32% tras conocerse que uno de los grupos que había presentado una oferta vinculante por el aeropuerto de Gatwick, Lysander confirmó que se retira de la batalla para comprar el aeropuerto londinense. Tampoco lo hizo bien OHL, la constructora anunció ayer al cierre de mercado un recorte de más del 55% en sus beneficios y la penalización fue clara por parte de los inversores, cedió un 5,35. Acciona también perdió posiciones tras anunciar que sus ganancias cayeron un 3,5% en el primer trimestre lastrada por el negocio energético, hoy recortó un 4,42%. El resto de valores ligados al ámbito del ladrillo se vistió de rojo al completo, ACS perdió un 1,85%, FCC se dejó un 3,35% y Sacyr Vallehermoso recortó un 1,10%.
Caídas importantes en esta sesión también para Gamesa que cedió un 6,22% y fue la segunda peor compañía de la sesión, BME que perdió un 6,03%, Mapfre que cayó un 5,83% y Cintra que retrocedió un 5,82%.

En el mercado continuo, atención a NH Hoteles que venderá activos para mejorar su liquidez, una acción que no convenció al mercado que le castigó con una caída del 16,10% y Sol Meliá por su parte perdió un 13,41%. Fueron los dos peores valores del día en la bolsa. Mientras Realia se dejó un 5,24% tras anunciar que pierde 9,4 millones de euros en el primer trimestre. Reyal Urbis sin embargo entra en números verdes, ganó 22,5 millones de euros en el primer trimestre y sus títulos sumaron un 1,05%. Más pérdidas, las de Fluidra cuyos títulos retrocedieron un 3,23% después de hacer público que perdió 6,2 millones de euros. Por cierto que el mejor título del continuo fue Montebalito que recuperó un 5,23%. También se situó en el terreno positivo Almirall, gana un 40% más en este primer trimestre y recibe el aplauso del mercado, sumó al cierre un 4,70%.