La semana cierra marcada por el efecto aún del tercer plan de estímulo aprobado el jueves por la Reserva Federal y por la reforma fiscal sobre la energía en nuestro país, con importantes ganancias para las compañías. Europa y nuestro Ibex se contangian del optimismo europeo a la espera de algún tipo de decisión concreta desde Chipre en la Cumbre del Eurogrupo. El par euro/dólar salta hasta el 1,31 y valores como Repsol suman más de un 3,95%. Cuidado porque en el mercado hay rumores de que Moody´s podría hablar al cierre del mercado sobre la solvencia de España. 

El sentimiento alcista está ahí –así que cuidado con el techo de mercado, ya saben- pero lo cierto es que las bolsas europeas se han dejado llevar del lado de las ganancias y es que cómo no hacerlo con el Dow Jones en máximos históricos desde diciembre del año 2007, por encima (al cierre de Europa) de los 13.600 puntos.

GRÁFICO DOW JONES (FUENTE: YAHOO FINANCE)


España ha expuesto su posición en la Cumbre del Eurogrupo de Chipre este viernes y sábado. Necesita conocer las condiciones. El ministro de Finanzas germano, Wolgfang Shäuble, asegura que nuestro país no necesita pedir un rescate, pero mientras –por si las moscas- la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ya ha anunciado nuevas reformas en las dos próximas semanas en aras de cumplir lo solicitado por Europa y el FMI. El Dax Xetra cierra con unas ganancias moderadas del 1,2% en comparación con el avance superior al 2% que firma la bolsa parisina.

La noticia desde la Reserva Federal ha servido para lo evidente: apreciar al euro –de manera fulminante- y se coloca el cambio en el 1,31.

Entretanto, el Ibex 35 no abandona su intento por conquistar los 8.500 puntos, vía directa “hasta los 9.000 puntos”, según José Luis Cava, analista independiente de la Zona Premium. La semana la cierra el selectivo con una subida del 3,9%. Hoy, en concreto, el ‘efecto FED’ se ha traducido en un avance del 2,75% hasta los 8.154 puntos.

¿Quién tira del selectivo? Entre los grandes, destaca Repsol. La petrolera firma una jornada magnífica desde primera hora, con una subida del 3,95%.

A ello ayuda que los dos valores más pesados dentro del selectivo suban holgadamente. Inditex despunta un %, mientras que Telefónica hace lo propio con una subida del 2,30%.


Dos vértices en el mercado
El primero de ellos guarda relación con los bancos. Este viernes se ha dado conocer la deuda acumulada de nuestras entidades respecto al BCE, que vuelve a subir y se ha ido incrementando un 570% desde el año 2010. Además, Alemania prevé retrasos en la recapitalización directa de la banca.

Así las cosas, BBVA sube por encima de lo que hace el Banco Santander. La entidad presidida por Francisco González rebota un 2,6%, mientras que Emilio Botín ve como los títulos rojos de la suya suman otro 2,46% y cierran la semana en los 6,29 euros.

La otra pata de la mañana guarda relación con la energía. El Gobierno ha aprobado la reforma energética que, a grandes rasgos, se refiere a la fiscalidad de las compañías. Da luz verde al denominado ‘impuesto único’ con una tasa del 6%, algo celebrado ampliamente dentro del parqué madrileño. Gas Natural (+ 5,41%), Iberdrola (+ 4,53%) y Abengoa (+2,87 %) se benefician de ello al cierre de la sesión.

Los primeros puestos vienen encabezados por las constructoras y las de infraestructuras tales como ArcelorMitall, que encabeza la tabla con unas ganancias del 9%, seguida de Sacyr Vallehermoso, otro 7,63%, mientras que Acerinox suma otro 7,15%.

A la cola del selectivo se colocan sólo dos valores: OHL y Mediaset .


Mercado de deuda
Las tensiones no abandonan a la prima de riesgo que cierre este viernes con el mercado en los 408 puntos básicos con un ligero repunte, mientras que en el caso de Italia su spread de deuda en los 332 puntos básicos con un repunte de 13 pb esta jornada. 

Por su parte, el bono español a diez años sigue anclado en el 5,8 % de rentabilidad exigida después de experimentar un repunte del 3,2% de esta jornada.