El mercado español abre plano. Los inversores, faltos de razones para vender o comprar, no se deciden, pero no sólo en nuestro país, también en el resto de parqués europeos. El Ibex 35 sube un testimonial 0,3% hasta los 7.697 puntos. En el mercado de renta fija, la prima de riesgo se sitúa en 458 puntos básicos y, en el de divisas, el euro-dólar desciende a 1,27 unidades.
 
Atonía en el mercado europeo. El Ibex 35, al igual que sus homólogos del Viejo Continente, abre sin tendencia ante la falta de catalizadores. No obstante, dentro del selectivo destacan las subidas de las acciones de Abengoa clase B, que se disparan un 3,29%, rozando ya los 2 euros. Le sigue de lejos Red Eléctrica, después de que el Ejecutivo haya decidido destinar el dinero que se recaude con los nuevos impuestos a las eléctricas a resolver los problemas del propio sector.

En la parte baja encontramos pocos valores. Grifols, que parece comenzar a adolecer de cansancio, cede un 0,28%, seguido del blue chip Telefónica (0,30% hasta los 10 euros). José Luis Cava, analista técnico independiente, avisa de que, "si Telefónica perdiera los 9,775 euros, los sistemas de especulación mandarían al título al 8,5". El resto de grandes valores cotiza en positivo. BBVA se apunta un avance del 0,30% y Santander del 0,20%, Iberdrola del 0,26% y Repsol cotiza plano.

En el Mercado Continuo…
Las mayores subidas las registran Reyal Urbis (6,25%) y Natra (4,71%), mientras que el mayor castigo de los inversores se lo llevan Grupo Tavex (4,94%) y La Seda de Barcelona (3,22%).