El presidente de La Caixa, Ricard Fornesa, ha afirmado que la salida a bolsa de Caixaholding se producirá después del verano. Fornesa, quien estuvo en Sevilla en viaje de negocios junto con el director general de la entidad, Isidre Fainé, ha destacado que la caja está centrada en estos momentos en el desarrollo de la operación. Por otro lado, la caja catalana ha reorganizado esta misma semana su participación en BPI.
La Caixa, la primera caja de ahorros española, tiene previsto concretar en un consejo de administración que celebrará a mediados de mes, probablemente el día 17, su propuesta para la cotización de Caixaholding. El citado consejo debería determinar el perímetro del holding que saldrá a Bolsa, así como el porcentaje de acciones del mismo que cotizarán en el parqué. Es probable que inicialmente el porcentaje sea reducido y esté en torno al 15%, para más adelante poder ampliarlo y tener recorrido. La Caixa mantendrá siempre la mayoría del mismo. La entidad debe decidir las empresas que formarán parte del holding cotizado, aunque se da por descontado que estarán presentes Abertis, Gas Natural, Aguas de Barcelona (Agbar) y, posiblemente, Port Aventura. La entidad todavía no ha decidido si incluirá a CaiFor, el grupo asegurador en que participa junto con el banco belga-holandés Fortis. La Caixa mantiene desde principios de año arduas negociaciones para comprar el 50% que está en manos de Fortis, aunque el banco se resiste debido a la buena rentabilidad de la inversión. La salida a Bolsa del holding de participadas, con todos los interrogantes despejados, deberá aprobarla la Asamblea General ordinaria de La Caixa prevista para el próximo 7 de junio. Finalmente, el holding podría comenzar a cotizar en el mes de noviembre, en una experiencia novedosa en la Bolsa española y que permitirá a La Caixa obtener recursos para financiar su expansión en el extranjero sin tener que recurrir a las denominadas cuotas participativas. Reorganización en BPI Por otro lado, La Caixa ha reorganizado su participación en el banco luso en vista a la salida de su holding de cotizadas. El pasado 30 de abril, Catalunya de Valores SGPS transfirió a su matriz Caixa Holding 49,03 millones de títulos de Banco Portugués de Investimento (BPI), representativas del 6,452% del capital social, según consta en el regulador de los mercados portugués. Tras la operación, Caixa Holding detenta 114 millones de títulos del banco luso, representativas del 15% del capital y del 15,159% de los derechos de voto. Catalunya de Valores, por su parte, es titular de 76,185 millones de acciones, el 10,024% del capital o el 10,131% de los derechos de voto. Así con todo, La Caixa posee entonces 190,185 millones de títulos, el 25,024% del capital social de la entidad, con un precio de mercado de 1.185 millones de euros. Sus derechos de voto, el 25,29% del total, están limitados al 17,5% por los estatutos de BPI. El banco presidido por Artur Santos tiene en autocartera 7.974.560 acciones.