El co-fundador (junto a George Soros) de Quantum Fund, fondo que se creó en 1970 y que logró una rentabilidad  4200% durante los siguientes 10 años, apuesta por el metal precioso ante la incertidumbre global
Fue uno de los primeros analistas que apostó por la apreciación de las commodities y aún mantiene una curiosa metodología de inversión, y es la de fijarse en los sentimientos de su corazón y actuar de manera totalmente contraria al acudir a los mercados financieros. En una entrevista concedida a Freedom Watch y publicada en su propio blog, el exitoso inversor dio las razones que le llevan en estos momentos a apostar por el metal precioso: “cuando las principales economías mundiales apuestan por una política monetaria expansiva de imprimir moneda, la gente busca ‘refugio’, y el mejor refugio en estos momentos es el oro”. Aunque el principal motivo para el famoso gurú es precisamente la escasez del propio metal: “las reservas de oro se están agotando” señaló. Para Jim Rogers, en un entorno de inflación como el actual, es mucho más interesante almacenar oro que efectivo, y según sus predicciones pronto veremos niveles de 2,000 dólares la onza.


twitter.com/migfreijo