El fabricante holandés de automóviles súper-deportivos Spyker confirmó hoy su interés en una eventual adquisición del fabricante sueco de coches Saab, tras la ruptura de las negociaciones sobre el futuro de la marca escandinava que mantenían General Motors y Koenigsegg. En un escueto comunicado, Spyker confirmó que, "junto con su accionista Convers Group, ha manifestado un interés en Saab Automobile". "Cuando sea posible facilitar comentarios adicionales, lo haremos, pero en este momento no podemos aportar más detalles", añade la compañía. De esta forma, Spyker se convierte en la segunda empresa que confirma su interés en una eventual adquisición de Saab, toda vez que el pasado lunes el fabricante chino de automóviles Beijing Automotive Industry Corporation (BAIC) confirmara que mantiene su interés en la firma sueca.