El Grupo Aguas de Barcelona obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio neto atribuido de 45,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 0,5%, informó hoy la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
La compañía indicó que estos niveles en los resultados "son consecuencia del crecimiento de los ingresos y del resultado de explotación así como del menor gasto por impuesto sobre sociedades, que permite compensar el aumento de la carga financiera y la disminución de los resultados atípicos no recurrentes". Los ingresos de explotación del grupo en el primer trimestre del año ascendieron hasta los 837,1 millones de euros lo que supone un crecimiento del 15,1% con respecto al mismo perido del año anterior. Por su parte, el resultado de explotación se situó en 102,6 millones de euros, lo que supone un aumento del 10,3% con respecto a los resultados del mismo periodo en 2006.