El secretario de Estado de Economía, David Vegara, volvió a descartar hoy una vez más la posibilidad de que la economía española entre en un proceso deflacionario, caracterizado por una caída generalizada y persistente de precios, aunque reconoció que habrá tasas negativas de IPC a lo largo de 2009. "No parece en absoluto , con la información disponible, que la deflación sea el panorama que tenemos por delante", señaló Vegara en una rueda de prensa para valorar el IPC correspondiente al mes de febrero (0,7% en tasa interanual).
Vegara explicó que las tasas negativas serán consecuencia de las últimas caídas de los precios del crudo, y adelantó que se podrán ver cuando necesariamente haya que comparar en un mismo mes los 40 dólares que cuesta el barril en estos momentos con los 140 dólares que alcanzó en algún mes del año pasado.

Según Vegara, cuando llegue ese momento la contribución del componente energético del IPC será "extremadamente negativo" y arrastrará a la inflación general a niveles "a la baja" e incluso, en algunos meses, "en términos negativos".

En este sentido, adelantó que, durante los próximos meses, si se mantienen unas condiciones similares en el mercado del crudo, el IPC se mantendrá en la senda de desaceleración que comenzó al acabar el verano pasado, aunque insistió en la necesidad de diferenciar los posibles datos negativos de IPC del proceso deflacionario.

Vegara admitió que en febrero también se ha desacelerado considerablemente la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados), aunque consideró que sigue "claramente por encima" del 1%, contradiciendo así una posible espiral deflacionista.

Además, destacó el comportamiento del Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), que alcanzó el 0,7% interanual y que, si se confirman los datos avanzados por Eurostat, permitirá alcanzar un diferencial de precios del -0,5%. "Es una buena noticia porque mejora la competitividad de la economía española", resaltó.

LA CONTINUIDAD DE SOLBES

En otro orden de cosas y al ser preguntado por la posibilidad de que se convierta en ministro de Economía tras una eventual salida de Pedro Solbes del Departamento, Vegara aseguró que el propio vicepresidente económico fue "muy claro ayer" cuando dijo que su voluntad es continuar en el Ejecutivo socialista.

Vegara aseguró que es un "privilegio" desarrollar las funciones de secretario de Estado del Gobierno de España. "Estoy encantado con el hecho de serlo desde el primer día, también hoy y también mañana", indicó.

Sobre la polémica que existe sobre si su perfil es demasiado técnico para ocupar un Ministerio, Vegara dijo que se trata de un tema que no le preocupa en exceso, aunque consideró que podría ser un "halago" si se entiende que el secretario de Estado de Economía tiene un buen conocimiento sobre los temas que le competen.

RECHAZA REDUCIR LAS COTIZACIONES

Preguntado por la posibilidad de que el Gobierno decida reducir las cotizaciones de las empresas a la Seguridad Social y compensar el descenso con una subida de IVA, Vegara aseguró que el Ejecutivo "no contempla" esta posibilidad en estos momentos porque podría poner en dificultades al sistema.

El secretario de Estado explicó que, a pesar de la "excelente salud" de las cuentas de la Seguridad Social, es necesario ajustar el sistema a largo plazo para garantizar el futuro de las pensiones españolas. "Se pueden hacer ajustes sobre otro tipo de contribuciones, pero no está en estos momentos encima de la mesa", indicó.