El Gobierno ha autorizado al grupo argelino Sonatrach a comercializar gas natural en España por encima de los 1.000 millones de metros cúbicos, según varios diarios, que citan el BOE de ayer. La decisión de Industria puede entenderse como "una señal de buena voluntad del gobierno para buscar una solución amistosa" al conflicto de la argelina con las españolas Repsol YPF y Gas Natural por la ruptura del acuerdo del gasoducto de Gassi Touill. En septiembre, Sonatrach decidió rescindir unilateralmente el contrato de gas en Argelia Gassi Touil en el que las españolas controlaban un 65 por ciento.