El Consejo de Ministros aprobará mañana las ayudas directas a la compra de vehículos, una iniciativa que pretende mantener el empleo en el sector y recuperar la producción de automóviles, según la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. En una entrevista a la cadena de radio RAC1, Fernández de la Vega subrayó la importancia de esta medida para dar apoyo a un sector que es "enormemente competitivo y muy importante para el crecimiento económico del país". La vicepresidenta primera recordó que el sector está de acuerdo con la medida, y se mostró "absolutamente" convencida de que todas las comunidades autónomas acabarán uniéndose. La iniciativa compromete una ayuda directa de 500 euros por parte del Gobierno central y de 1.000 euros por el fabricante, mientras que las comunidades autónomas tienen que aportar otros 500 euros para llegar a los 2.000 que propuso el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero.