Los líderes mundiales presentes en la cumbre del G-20 defienden mantener de momento los planes de estímulo acordados con motivo de la crisis financiera, al menos hasta que se acredite con seguridad el fin de las turbulencias económicas, según un borrador distribuido entre los participantes del foro en la noche de este jueves (madrugada de viernes en España).
Las grandes potencias y los países en vía de desarrollo apuestan también por colaborar y trabajar juntos cuando llegue el momento de retirar las iniciativas económicas extraordinarias. Además, han acordado dar pasos para contener los excesos empresariales como los que derivaron en la crisis financiera global, así como cooperar para incrementar los niveles de capital de los bancos, apunta el borrador.

En este sentido, los países reunidos en la localidad de Pittsburgh se muestran de acuerdo en implantar nuevas fórmulas para mejorar la calidad y cantidad del capital bancario para finales del año 2012, cuando "las condiciones financieras mejoren".

Fuentes estadounidenses señalaron que el G-20, en el que España acude como invitada, se convertirá en "la entidad de coordinación para la cooperación económica internacional". De esta forma, asumiría un nuevo rol de liderazgo, según un representante de alto rango del Gobierno norteamericano, anfitrión del encuentro.

ENERGÍAS LIMPIAS


Por otra parte, el G-20 ha acordado retirar paulatinamente los subsidios al petróleo y otros combustibles fósiles con la intención, "a medio plazo", de reforzar las energías limpias. El borrador señala que, paralelamente, los países redoblarán sus esfuerzos para alcanzar un acuerdo en materia de cambio climático en la ONU incluso a finales de este año.

Por otra parte, el grupo insta al Banco Mundial a trabajar con las organizaciones de donantes de cara a crear un fondo multilateral que incremente la inversión en agricultura en los países pobres. El G-20 reconoce que en este contexto se hará necesaria una revisión del capital necesario para el Banco Mundial y las distintas entidades de desarrollo regional para la primera mitad de 2010.