El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) realizará esta semana su emisión de deuda inaugural por importe de hasta 3.000 millones de euros, con el objetivo de dotarse de recursos de cara a la reordenación del sistema financiero, informaron a Europa Press en fuentes financieras. La emisión, que se realizará, previsiblemente, entre inversores institucionales internacionales, contará con un tipo de interés fijo a cinco años y con un cupón anual, y cada bono tendrá un valor de 50.000 euros. El precio que se baraja para la colocación de la deuda dependerá de la acogida de la misma, pero se inscribe en una horquilla que oscila entre el tipo fijado para las emisiones del ICO y las que está llevando a cabo la banca privada con aval del Estado.