Los futuros de Wall Street adelantan subidas en la sesión favorecidos por el anuncio de que el FMI aumentará hasta el billón de dólares sus recursos para proteger a la economía mundial. Los futuros del S&P 500 suman un 0.3%, hasta los 1293 puntos en tanto que el Dow Jones cotiza en los 12.458 puntos. Los resultados empresariales llegan de la mano del sector financiero, Goldman Sachs y BNY Mellon. En el mercado de divisas, el euro rebota frente al euro hasta las 1.28 unidades.
Los futuros de los principales índices americanos siguen sumando posiciones. Tanto S&P 500 como el Dow Jones suman un 0.3%, hasta los 1293 puntos y los 12.458 enteros, respectivamente. Una revalorización que se produce después de que el FMI se haya propuesto, según publican varias agencias, ampliar en un billón de dólares sus recursos para evitar una nueva recaída de la economía mundial. Sin embargo, una vez inaugurada la temporada de resultados, los expertos están pendientes de ver si los mercados comienzan a reaccionar al bajo crecimiento reflejado en los beneficios de las compañías , que se esperan que vuelvan a un dígito por primera vez desde que ha comenzado al recuperación económica.

Goldman Sachs se ha confesado ante el mercado con un beneficio por acción de 1.84 dólares en el cuarto trimestre del año – por encima de los 1.23 dólares pronosticados- y del 4.51 dólares para el conjunto de 2011. De esta forma, el gigante financiero alcanzó un beneficio neto de 1.000 millones de dólares en el cuarto trimestre del ejercicio. Lo anunció después de que Bank of New York Mellon haya publicado una caída en su beneficio como consecuencia del descenso en el volumen del mercado de forex. La entidad ha anunciado que en el cuarto trimestre del año obtuvo un beneficio neto de 505 millones de dólares – 0.42 dólares por acción- desde los 679 millones obtenidos en el mismo período de un año antes.

Yahoo! escala más del 4% después de anunciar que Jerry Yang, quien fundó la compañía en 1995 junto David Filo, ha dimitido aumentando la especulación en torno a una posible venta de sus activos asiáticos.