El ex-presidente de Deutsche Telekom, Ron Sommer ha rechazado hoy las acusaciones de los pequeños accionistas en el proceso judicial contra la mayor compañía de telecomunicaciones de Europa que se celebra en Fráncfort. Sommer ha señalado que la adquisición del operador de telefonía móvil estadounidense VoiceStream se cerró en julio de 2000 por ellos después de que Deutsche Telekom llevara a cabo la tercera emisión de acciones, según la agencia ddp. Más de 16.000 pequeños accionistas exigen a Deutsche Telekom una indemnización por daños y perjuicios de 80 millones de euros (125 millones de dólares) ya que considera que el folleto de la tercera emisión de acciones en mayo de 2000 nos les informó de la posible adquisición y de los riesgos que implicaba.