El euro alcanzaba su máximo de dos meses tras tocar los 1,3741 dólares. 
El ascenso rápido del euro se produce después de que el consejero del Banco Central Europeo (BCE), Lorenzo Bini Smaghi, dijera que un alza esperada en la inflación de bienes importados no podría ser ignorada.