Las bolsas europeas han vuelto a toparse con la fortaleza del euro y han terminado la sesión con caídas con lo que el selectivo ha terminado en 10.285 puntos, con un descenso del 0,57% y vuelve a convetirse en el peor gran índice de Europa.

Los valores que mejor se han comportado durante la sesión han sido Siemens Gamesa e Inmobiliaria Colonial, que han cerrado con alzas del 0,36% en ambos casos.

Por el contrario, Acs y Grifols han sido las empresas que peor lo han hecho durante la sesión, con descensos del 1,75% y del 1,57%.

La constructora que preside Florentino Pérez sigue acusando en su cotización la publicación de diferentes noticias que hablan que la compañía sigue analizando la idoneidad económica de lanzar una contraopa por la concesionaria catalana Abertis, que ya tiene una oferta de compra por parte de la italiana Atlantia.

Entre los grandes, Banco Santander se deja un 0,44%, BBVA retrocede un 0,38% y Telefónica termina con un descenso del 0,88%.

En el continuo, Urbas protagoniza la mayor caída de la bolsa con un descenso del 5,8%.

Edreams Odigeo tampoco lo ha pasado bien para terminar con una caída del 2,6% tras publicar el pasado viernes sus resultados trimestrales el pasado viernes.

En un entorno de falta de referencias en lo macroeconómico y en lo empresarial, los mercados lo han tenido difícil para salir de la trampa en la que lo metieron los bancos centrales el pasado viernes. Sobre todo porque la bolsa británica ha permanecido hoy cerrada, lo que ha restado aún más atractivo a la sesión.

Janet Yellen (FED) y Mario Draghi, (BCE) no ofrecieron ninguna pista sobre los próximos pasos a dar por los bancos centrales que presiden durante la reunión de Jackson Hole. Eso ha hecho pensar a los inversores que la FED retrasará su próxima subida de tipos y que a Mario Draghi tampoco le preocupa tanto la fortaleza del euro. Y en ese entorno, la divisa europea se ha colocado con facilidad en máximos de 2015 y está a un paso del 1,20. Hoy las bolsas han cerrado con el EURUSD en niveles de 1,1955. Ese, de hecho, ha sido el principal catalizado de una sesión aburrida y casi de transición.

En el mercado de materias primas, el oro se ha mantenido sin cambios en 1.287 dólares la onza y el petróleo cae. El barril de Brent se deja un 1,37% y se coloca en 51,2 dólares.