"El euro-dólar podría caer un 14% desde sus actuales niveles". Son las palabras de Ashraf Laidi, jefe de estrategias de CMC Markets en Londres. La situación en Europa y Asia podría empañar el futuro de la divisa comunitaria. Pero no sólo de ella, porque el oro también podría perder su papel como activo refugio.

La península de España y Corea compiten en atención sobre la aversión al riesgo. A la ruptura, por parte del bono español a diez años, de la resistencia del 5% (mantenida desde 2008 y en su nivel más alto desde 2002) se une la incertidumbre sobre el presupuesto portugués de 2011 “que plantean especulaciones sobre un rescate de Lisboa por parte de la Unión Europea”, reconoce Ashraf Laidi, jefe de estrategias de mercado de CMC Markets en Londres. A su vez, el Norte de Corea trata de aniquilar la fortaleza de Seul. “Factores que sirven para compensar cualquier optimismo de los inversores estadounidenses”.

Este experto reconoce que si la historia se repite “el euro-dólar podría caer al menos un 14% desde los actuales niveles”. Este par de divisas se encuentra en una tendencia cuyo apoyo más importante está en los 1.3250-60 dólares “nivel que ha soportado desde junio y cuya ruptura podría arrastrarle hacia los niveles de 1.2700”. Laidi recuerda que esta semana “ya hemos advertido sobre las implicaciones de romper la media móvil de 55 semanas: las dos últimas veces (círculos azules del gráfico 1) que el euro-dólar rompió por debajo de este nivel fue en enero de 2010 – rescate de Grecia- y en agosto de 2008-estallido de la crisis- con cesiones del 16% y del 18%, respectivamente”.



* Todas las miradas están sobre los 1.3260 dólares, Un viernes cerrando por debajo de este nivel, hará visitar los 1.27 dólares.


Una vez más, reconoce el jefe de estrategias de CMC Markets en Londres, “y a fin de que esta formación negativa sea válida, el euro-dólar debería cerrar la semana por debajo de los 1.3260-50 unidades”. De lo contrario, la tendencia alcista del euro “llevará al par a un rebote por encima de los 1.35 dólares la próxima semana, poniendo fin a la tendencia bajista”.

En esta situación ¿Qué ocurrirá con la consideración del oro como activo refugio?

Laidi reconoce la incapacidad del oro para obtener beneficios durante las tensiones geopolíticas de Corea. Una situación “que surge del incremento del coste del USD Libor y los insistentes rumores sobre subidas de tipos adicionales en China”. Una de las principales diferencias entre lo que ocurre hoy lo que pasó en los meses de febrero y mayo (durante la crisis de deuda soberana de Grecia) es que el papel restrictivo de China “permanece en el camino de compras prolongadas de este metal”.



* La formación clásica de hombro-cabeza-hombro tras el fracaso de los 1383 dólares significa que los 1355 es el siguiente nivel que veremos, ruptura que le llevará a los 1328 dólares. Un cierre por debajo de los 1320 dólares arrastrará al oro a los 1240.  


Esta economía asiática “plantea un ajuste negativo para el “comercio de riesgo” por la posible obstaculización en la demanda de productos básicos. Por el contrario, la crisis de Grecia durante la pasada primavera “provocó luz verde para comprar oro frente a euro y dólar”. Al mismo tiempo, el endurecimiento de China “se limitó a tímidas subidas en los tipos de interés interbancario”. Hoy sin embargo, “con el IPC subiendo a niveles anuales del 4.4%, se hace más urgente subir tipos, obstáculo para los metales preciosos”.

Este experto de CMC Markets en Londres admite que la subida de tipos del 19 de octubre “fue el primer incremento desde diciembre de 2007. Quedan dos subidas más – de al menos 27 puntos básicos, previstas para el primer trimestre de 2001”, concluye.