El euro ha mejorado este viernes su récord respecto al billete verde al situarse en los 1,4967 dólares, ante la debilidad de la divisa estadounidenses por la inquietud sobre el crecimiento norteamericano. De este modo se ha acercado a la cota psicológica de los 1,50 dólares, en un mercado marcado por el cierre de Nueva York el jueves (por la festividad del Día de Acción de Gracias) y de Tokio, el viernes.
El dólar se encuentra debilitado por la desaceleración económica esperada en Estados Unidos, donde la Reserva Federal estadounidense (Fed) ha revisado a la baja su pronóstico de crecimiento para 2008. La FED lo ha situado en una horquilla entre 1,8% a 2,5%. Nuevo recorte de tipos en EE.UU La gran mayoría de los analistas piensa que la Fed tendrá que realizar un nuevo reajuste monetario en diciembre para dar un poco de oxígeno a la economía afectada especialmente por la crisis en el sector inmobiliario. En su próxima reunión, el 11 de diciembre, la tasa directriz estadounidense podría pasar al 4,25% frente a ese 4,50% de finales de octubre. Los sucesivos récords del euro provocaron una nueva alarma en la zona de la moneda única europea. La canciller alemana, Angela Merkel, reconoció el jueves que el euro fuerte es un factor poco positivo para Alemania, al tiempo que reconoció que plantea 'naturalmente un problema'. El tema podría ser discutido en la reunión prevista para el viernes, a las 19.15 GMT, en el palacio del Elíseo, en París, entre el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet.