El Euribor a un año, el indicador más utilizado para el cálculo de hipotecas, se dio hoy un ligero respiro de tres milésimas y se situó en el 5,436%, después del récord histórico del viernes pasado del 5,439%. La media de las once jornadas hábiles de junio continúa en niveles elevados y se sitúa ya en el 5,311%, frente al 4,994% de media de mayo, tras cuatro meses consecutivos de subidas. El Euribor ha subido en siete jornadas en junio, frente a tres en que bajó y una en que repitió.