El Euríbor cae tres milésimas estableciendo su tasa diaria en el 2,132%, con lo que la media mensual se ubica en el 2,148%.

De cerrarse el mes de mayo así, el Euríbor se encuentra 0,899 puntos por encima del nivel correspondiente a hace doce meses, por lo que encarecerá de nuevo las hipotecas a las que toque revisión ahora.

Para una hipoteca de 150.000 euros a un plazo de 25 años y un diferencial de Euríbor más 0,8%, la letra mensual subirá unos 68 euros, con lo que el encarecimiento anual se elevará a unos 816 euros.

El indicador estrenó mayo en el 2,139% y llegó a cotizar al 2,173% a lo largo del mes.

Según los expertos consultados por Europa Press, el Euríbor terminará el año en una franja de entre el 2,25% y el 3%, dependiendo de la magnitud y cuantía de subidas de tipos de interés que aplique el BCE.