El Euríbor ha descendido cinco milésimas hasta situar su tasa diaria en el 1,531%, con lo que la mensual se coloca en el 1,542%.


El Euríbor acumula dos jornadas consecutivas de descensos pese a la elevada volatilidad del mercado de deuda. Si bien, el indicador sitúa su nivel mensual por encima de la cota de hace un año, con lo que las hipotecas volverán a encarecerse en noviembre.