Las compañías del sector privado de EEUU perdieron 79.000 empleos en junio, según el informe de la ADP, mucho peor que la previsión de una destrucción de 20.000 puestos. El dato de mayo fue revisado a la baja de una creación de empleo de 40.000 a un avance de 25.000. ADP sólo proporciona información sobre el sector privado, mientras que los datos del Departamento de Trabajo, que se publican el jueves, incluirán también el empleo público.