El director de la Oficina Presupuestaria de la Casa Blanca, Peter Orszag, pidió hoy a los estadounidenses paciencia, ya que el plan de recuperación económica necesita tiempo para surtir efecto. En declaraciones la cadena de televisión CNN, dijo que "está muy claro que la economía afronta momentos difíciles", a lo que añadió que el nuevo Gobierno ha actuado con celeridad y que hay que dar tiempo para que las enormes inyecciones de dinero surtan efecto.
Sus comentarios se producen después de otra semana de malas noticias económicas y en la que se divulgaron los datos de desempleo más altos de los últimos 26 años.

Orszag insistió en que el plan del presidente estadounidense Barack Obama para reactivar la economía no consiste sólo en el reciente plan de estímulo, dotado con 787.000 millones de dólares, sino también en encaminar la economía a una nueva dirección, lo que implica inversiones en el sector sanitario, en educación y en energía.

"Las cosas no han funcionado. Necesitamos un cambio de rumbo", reiteró.

Orszag defendió también las proyecciones en las que se basa la propuesta presupuestaria del Gobierno para el año fiscal 2010: la economía crecerá el 3,2 por ciento y la tasa de desempleo será del 8,1 por ciento este año.

Algunos economistas consideran esos pronósticos excesivamente optimistas.

Al respecto, se mostró contrario a revisar constantemente las previsiones y precisó, que si es necesario, habrá tiempo para hacerlo.

El líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, John Boehner, afirmó a la televisión CBS que en el presupuesto se "gasta demasiado" y hay demasiados impuestos, cuando lo que quiere la gente es que el Gobierno se apriete el cinturón, concluyó.