El déficit por cuenta corriente de la zona euro aumentó más de lo esperado en enero, ya que los déficit de mercancías y de transferencias corrientes subieron respecto a diciembre, según los datos del Banco Central Europeo publicados el martes. La cuenta corriente tuvo un déficit de  12.700 millones  de euros en enero, frente al déficit de 7.600 millones en diciembre. El resultado sorprendió, ya que los economistas encuestados pronosticaron que el déficit aumentaría a 10.000 millones de euros. El déficit de diciembre se revisó respecto al dato original de 7.300 millones de euros.
La balanza por cuenta corriente de la Eurozona en enero de 2009 registró un déficit de 12,7 millones de euros, según informó hoy el Banco Central Europeo (BCE) a través de un comunicado. Este dato es el peor de los últimos doce meses, a excepción de noviembre de 2008, cuando el déficit fue de 15,7 millones de euros, y supone el noveno mes consecutivo de saldo negativo. Además, se confirmó la tendencia a la baja desde agosto en materia de ingresos, que descendieron un 3,76% en tasa intermensual, hasta los 199,6 millones de euros.

El déficit por cuenta corriente de los países con la moneda única se acentuó principalmente por los malos resultados registrados respecto a diciembre en bienes y transferencias corrientes. En los primeros, se pasó de un déficit de apenas 100.000 euros a uno de 2,3 millones de euros. En las segundas, el déficit fue de 10,8 millones de euros, el peor dato del año.

Por contra, el sector servicios mantuvo el tipo, con un superávit de 4,6 millones de euros, mientras que el apartado de rentas mostró síntomas de recuperación, con un déficit registrado ligeramente inferior al de diciembre de 2008.