La economía de la eurozona se contrajo menos acusadamente en marzo que en febrero, y la actividad en los sectores de manufacturas y servicios cayó menos. Markit Economics dijo el martes que el Índice de Gestores de Compras -PMI por sus siglas en inglés- del sector manufacturero en la eurozona subió a 34,0 desde 33,5 en febrero. Por su parte, el PMI del sector servicios alcanzó 40,1 desde 39,2. En consecuencia, el PMI compuesto -que calibra la actividad del sector privado- aumentó en marzo a 37,6 frente al nivel de 36,2 de febrero. Los datos superaron las previsiones de los economistas, que apostaban por que no hubiera variaciones en el PMI manufacturero y el PMI de servicios cayera a 39,0. El incremento del PMI alentará las expectativas de que el periodo de fuertes caídas de la producción de la eurozona ha llegado a su fin, aunque los datos siguen indicando que la economía registra una pronunciada contracción.
Habrá ampliación