La diferencia entre los costes reconocidos de la generación de energía y los ingresos regulados de las eléctricas, conocida como déficit de tarifa, alcanzó en los once primeros meses del año 4.065 millones de euros, según la undécima liquidación provisional del sector publicada por la Comisión Nacional de la Energía (CNE). Esta cifra se sitúa aún por debajo de los 4.925 millones que la CNE tiene previstos de déficit para 2009, pero excede el máximo de 3.500 millones del presente ejercicio que se financiarán a través del Fondo de Titulización del Déficit de Tarifa, fijado en el real decreto ley 6/2009. Pese a ello, la regulación contempla la posibilidad de trasladar a los próximos ejercicios este exceso de déficit.