El precio del crudo de Texas muestra una fuerte tendencia al alza y se situaba por encima de los 138 dólares en Nueva York, coincidiendo con más signos de debilidad del dólar ante el euro y otras divisas. Los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en agosto añadían 4,20 dólares y se negociaban a 138,75 dólares el barril (159 litros), en una sesión especialmente volátil.