El petróleo de Texas arrancó hoy la última sesión de la semana con una fuerte tendencia a la baja y poco después de la apertura se cambiaba por debajo de los 112 dólares el barril, lo que supone un descenso de más del 2,6% respecto a la jornada anterior. Tras la apertura de la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en septiembre llegaron a cambiarse a 111,85 dólares por barril (159 litros), más de tres dólares por debajo de los 115,01 a los que cerraron el jueves. El nivel de precios al que se llegó poco después del comienzo de la sesión es el más bajo en cerca de tres meses y medio y replica el registrado en Europa. Allí, el crudo Brent alcanzó hoy su cotización más baja en cuatro meses al situarse en torno a los 111 dólares por barril. La caída del precio del petróleo coincide con el fortalecimiento del dólar frente al euro y otras divisas, lo que abarata la inversión en materias primas que como el crudo o el oro se negocian en la moneda estadounidense.