Los futuros del petróleo cotizan en torno a 69,50 dólares/barril el viernes en Asia después de ampliar los avances de Nueva York, pero siguen sin alcanzar los 70 dólares, un nivel que no se veía desde principios de noviembre. Los contratos subieron gracias a la mejora del tono tras la optimista perspectiva de Goldman Sachs sobre el precio del petróleo, pero la recogida de beneficios ha frenado el ritmo.