Los contratos a futuro sobre el petróleo se mantenían en su mayoría sin cambios en Londres a medida que los inversionistas analizaban el potencial de otra pronunciada corrección de precios a la baja. Sin embargo, las negociaciones se mantenían tranquilas debido a que muchos inversionistas estadounidenses se mantuvieron al margen de la actividad por la celebración del Día de la Independencia. El contrato sobre el crudo Brent a agosto en la bolsa ICE de Londres caía 0,09 centavos de dólar hasta los 66,56 dólares por barril. El contrato sobre el crudo dulce ligero a agosto en la New York Mercantile Exchange ascendía 0,02 dólares hasta 66,75 dólares por barril.