Los enfrentamientos entre las tropas de Gaddafi y las fuerzas aliadas, sumado a las protestas que se están produciendo en Siria, han llevado a un incremento considerable del precio del petróleo.

El barril de referencia en Estados Unidos ha subido hoy un 0,58% después de que el almirante Samuel Locklear dijera que va a haber más huelgas en Libia en las próximas horas y en los próximos días. El precio ha aumentado un 16% este año, tras las revueltas en Túnez, Egipto, Yemen, Bahrein y Siria. Sin embargo, el barril de crudo Brent ha caído hoy hasta los 115,54 dólares.

Tal y como informa Bloomberg, el gobierno de EEUU ha afirmado que los suministros de crudo han aumentado mientras que las reservas de gasolina están en su nivel más bajo desde que empezara el año. Los inventarios de crudo han crecido por tercera semana consecutiva alcanzando los 352,8 millones la semana pasada tras subir 2,13 millones de barriles. Por otro lado, las existencias de gasolina cayeron en 5,32 millones a 219,7 millones, el nivel más bajo desde diciembre.

“Los precios están subiendo debido a la prima del miedo” ha declarado Todd Horwirz, estratega jefe del Adam Mesh Trading Group. “Los inventarios de petróleo siguen creciendo, pero a nadie le importa porque tienen miedo de lo que sucede en Oriente Medio” ha añadido.

Uno de los factores que ha influido hoy en el alza del precio ha sido la explosión de una bomba en Jerusalén causando u muerto y una treintena de heridos. Las represalias por parte de Israel han reforzado el precio del crudo en el pasado, ya que plantean la posibilidad de una interrupción de envíos en la región.

Ric Marina, broker de BNP Paribas, piensa que “no hay razón alguna para que lo precios se muevan por debajo dada la situación geopolítica”. “Además, parece que va a seguir subiendo” concluye.