El saldo vivo del crédito hipotecario se situó en julio de 2011 en 1,039 billones de euros, lo que supone un descenso del 4,9% con respecto al mismo mes del ejercicio anterior, lo que supone el mayor descenso de la serie histórica registrada. Según informa la Asociación Hipotecaria Española (AHE), con respecto al mes anterior se redujo un 0,41%.
En concreto, el saldo vivo del crédito hipotecario en las cajas de ahorros se situó en 565.581 millones de euros, tras bajar un 5,81% en los últimos 12 meses.

Por su parte, en los bancos alcanzó los 389.583 millones de euros, un 3,77% menos, y en las cooperativas de crédito se redujo un 3,8%, hasta situarse en 68.993 millones de euros. Por último, los establecimientos financieros registraron un descenso del saldo vivo del 3,16%, hasta los 15.677 millones de euros.

Estos datos ponen de manifiesto la reversión que afecta al sector hipotecario desde que estalló la crisis de las hipotecas subprime en Estados Unidos en agosto de 2007 y contrasta con los crecimientos superiores al 20% que llegó a experimentar el saldo del crédito hipotecario en la fase más aguda del boom inmobiliario en España.