La actividad económica se mantuvo 'débil' desde fines de julio en Estados Unidos, mientras que cierto número de empresas comenzaron a trasladar a sus precios el alza del costo de las materias primas, afirma la Reserva Federal (Fed) en su Libro Beige hecho público el miércoles. 'El ritmo de la actividad económica fue débil en la mayoría de las regiones', desde el último informe pubicado el 23 de julio, explicó la Fed en su informe de coyuntura.
Los gastos de consumo principalmente, fueron débiles' en la mayor parte del país, 'las compras se concentraron en los productos de primera necesidad y marginaron a lo superfluo', subraya el banco central. La actividad industrial bajó en la mayoría de los distritos y en el sector inmobiliario residencial 'los mercados se mantuvieron débiles', según el informe. En lo que respecta a la inflación, 'casi todas las regiones continuaron informando de costos elevados de la energía, la alimentación y otras materias primas', aunque en algunos lugares se notó una inflexión de esta tendencia. En cierto número de regiones, las empresas indicaron que habían 'aumentado sus precios de venta en respuesta al alza de costos'. Las presiones sobre los salarios por su parte se mantuvieron 'moderadas (...) en un contexto general de reducción de los contratos de empleo'.