El Corte Inglés no realizará ninguna contratación de refuerzo en la próxima campaña de verano debido a una "situación económica sobrevenida", que ha provocado un descenso continuado en las ventas del sector del comercio minorista en un contexto de ralentización del consumo. Por ello, la dirección de la empresa ha solicitado a sus empleados a través de "cauces de voluntariedad" que retrasen el primer turno de vacaciones de julio hasta el día 13 de dicho mes, según confirmaron a Europa Press en fuentes sindicales. Según explicaron, la intención del grupo, que se reunió el pasado 3 de junio con la comisión permamente del comité intercentros, es que los trabajadores inicien sus días de descanso a partir de esa fecha para cubrir una de las épocas de mayor actividad comercial de la empresa, permaneciendo inalterados el resto de turnos.