El consumo privado en la Unión Europea creció un 2,6% con respecto al mismo período del año anterior durante el primer trimestre de 2011, según datos del Barómetro del Consumo Privado en la Unión Europea de Visa Europe.

El consumo privado en la Unión Europea creció un 2,6% con respecto al mismo período del año anterior durante el primer trimestre de 2011, y un 0,3% con respecto al último trimestre de 2010, según los datos del Barómetro del Consumo Privado en la Unión Europea de Visa Europe. Este crecimiento ha sido el primero registrado en un año y el más fuerte desde mediados de 2006.

Los hogares alemanes fueron el motor principal del crecimiento del consumo privado en la Unión Europea y los comercios de Alemania recogieron los beneficios de una expansión económica saneada y unos niveles de empleo en crecimiento. El consumo privado en Europa del Este, en especial en la República Checa, Estonia, Letonia, Lituania, Hungría y Polonia reforzó el crecimiento general del consumo en Europa y esa zona continuó representando una aportación clave a la mejora de la economía europea.

Pese a que Alemania continúa siendo el principal motor del crecimiento, los datos de otros países como Francia, Italia, España o el Reino Unido no son tan favorables, habiendo registrado tasas de crecimiento relativamente modestas a principios de este año, sobre todo en comparación con la situación de los países de Europa del Este.

Las dificultades han continuado en el resto de Europa y el Barómetro del Consumo Privado en la Unión Europea ha registrado caídas netas del consumo privado durante el primer trimestre de 2011 debido a las medidas de austeridad en Grecia, Irlanda y Portugal.