Caixa Catalunya prevé un crecimiento del consumo privado en 2008 del 1,4% y anticipa para 2009 una desaceleración de hasta el 1%, según recoge el Informe de Consumo y Economía Familiar de la segunda caja de ahorros catalana. Las causas que frenan el incremento del gasto familiar son el menor dinamismo del mercado laboral y el deterioro en la confianza de los hogares, "cuyo índice se encuentra en los niveles más bajos desde la crisis de principios de los 90", señala la entidad bancaria.
Caixa Cataluña también destaca el repunte de la inflación, que ha pasado del 2,2% en agosto pasado al 4,6% en mayo de 2008, como uno de los causantes de la pérdida de capacidad adquisitiva de las familias. El informe destaca que estos condicionantes "pesarán negativamente sobre el dinamismo del consumo privado en próximos trimestres". Así pues, en 2008 la ocupación crecerá un 0,7% y la inflación superará el 3% en diciembre, lo que frenará el aumento de la renta familiar en términos reales hasta el 1,95, según Caixa Catalunya.